columnistas

A los diputados que rechazaron la ley electoral, ahora ahí les va la de Andrés Manuel otra vez

Aun con los 269 votos a favor de la razón, 225 en contra, de la sinrazón, de los apátridas diputados opositores y con una abstención, la reforma electoral enviada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no logró la mayoría calificada para ser aprobada en la Cámara de Diputados en San Lázaro.

Durante los meses previos al fin del año se han manifestado con una carga de prosapia vario pinta opositora se realizó “la marcha del odio” -El INE NO se toca- con un largo discurso en contra de la Reforma Electoral con acuerdos iniciales recibidos contra la entrada a la reserva de ley a la iniciativa de la reforma electoral y, como resultado, enorme ahorro económico. -Pero la ley electoral de AMLO no pasó de San Lázaro-.

En contra parte, se realizó “La marcha del pueblo” en donde se movilizaron cientos de miles de mexicanos con la mirada puesta en el líder, AMLO, por su agradecimiento a los cuatro años de transformación del país y los programas sociales impulsados desde su gobierno políticamente distanciado por los desacuerdos -y encuentros- de representantes de diversos sectores políticos en contra.

Y va otra vez la de Andrés Manuel, con la mayoría de los diputados en el Congreso de la Unión en San Lázaro, aprobaron el “plan B” de integración a las leyes secundarias impulsado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pero, ipso facto, se vertieron las inconformidades de los opresores y, con declaraciones flamígeras, vertidas por el bloque opositor, con dificultad de interpretación a los cambios con el Plan B para el bien del país y su desarrollo para el bienestar de la gente.

Todo ello da lugar al escenario político de lo que está pasando con la cuarta transformación republicana impulsada por el gobierno del mandatario, Andrés Manuel agitado con graves preocupaciones de los opositores que van del conflicto en conflicto con recalcitrancia vil anteponiéndose a la realización de un nuevo amanecer político-electoral.

El Plan “B” de la Reforma Electoral enviado por el presidente López Obrador a los legisladores propone la reducción de estructuras administrativas y eliminación de fideicomisos del Instituto Nacional Electoral (INE) con un recorte de 3,605 millones de pesos al organismo.

El INE deberá recalcular los tabuladores, -nadie ganará más que el presidente-, de sus casi 18,000 empleados, así como de los organismos locales electorales. Se compacta la estructura orgánica del INE y de los organismos públicos, locales, OPLEs, entre otros importantes rublos. Todos los cambios en la estructura del INE deberán hacerse con cargo al presupuesto ya aprobado y. -ya no habrá recursos adicionales-.

En cuanto al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), se busca eliminar dos salas regionales que no entraron en funciones y las atribuciones de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral serán absorbidas por la Sección Resultora de la Sala Superior del mismo organismo.

Para el análisis de esta bola de cristal, con que mira, Mío Leedor, pareciera que la situación política en México comienza a sentirse la influencia de la 4T tan necesaria en el país que se viene impulsando desde el gobierno de AMLO con una visión promisoria para el presente y futuro que tiende a ser más abierta a la ciudadanía y menos sujeta a la presión que induce al odio al pueblo del clan variopinto opositor.

La evolución de la Cuarta Transformación nacional dependerá, sin duda, de credibilidad, de respeto y equilibrio político alejado de posturas recalcitrantes y dependerá también de la credibilidad o no del discurso demagógico del opositor en el que nada es creíble y solo hay lugar para los extremistas antagónicos.

Llega la 4T a Quintana Roo

En este estado promisorio de Quintana Roo hay señales de una tendencia de la cuarta transformación fruto de la decisión del gobierno federal y con el entre lazado del presidente Andrés Manuel López Obrador con el gobierno de Mara Lezama Espinosa, afines, para la realización de relevantes obras de progreso y bienestar para la entidad quintanarroense maya-caribeña y su gente.

Una dosis de la transformación animada por el propósito último para preservar el progreso no puede dejar de considerarse la posibilidad de aspirar a una rápida recuperación económica con factores determinantes para la realización del proyecto del Tren Maya el cual su línea de influencia en el sureste de la república será de prosperidad y progreso y darán flujo económico para loe estados de la península de Yucatán, entre ellos Quintana Roo.

La evolución de la Cuarta Transformación nacional dependerá, sin duda, de credibilidad, de respeto y equilibrio político alejado de posturas contrarias recalcitrantes y, dependerá también, de la credibilidad o no del discurso demagógico del opositor en el que nada es creíble y solo hay lugar para los extremos antagónicos.

En el Vitral de la Bola de Cristal

Para sentar las bases de bienestar y desarrollo que ayudarán a devolver el brillo a Chetumal

En el marco de la “Reunión de trabajo, Acuerdo por el ejercicio transparente y eficiente de los recursos públicos” empresarios del centro y sur del estado firmaron hoy con la gobernadora Mara Lezama Espinosa los acuerdos solidarios para sumarse a las acciones a fin de saldar la deuda económica y social del estado.

Como lo hizo con los empresarios de la región norte, la Gobernadora del Estado entabló diálogo con los del sur a quienes expresó que se acabó el tomar decisiones a espaldas de las y los quintanarroenses, aunque haya algunas que nos gusten mucho, pero se tienen que platicar y explicar por qué.

Indicó que, si bien el éxito de la actividad turística está a la vista de todos, también es una realidad que generó desigualdades multifactoriales que se tienen que corregir para alcanzar la prosperidad compartida, y para ello se tiene que desmontar un modelo económico agotado.

Mara Lezama indicó que esa desigualdad se refleja en el sur, con muchas carencias, desde económicas hasta de salud, pasando por educación que se requieren subsanar, pero con la participación de todos juntos, a través del Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo, con un presupuesto que contempla inversión histórica para programas sociales.

La Gobernadora indicó que, en este gobierno del cambio verdadero, humanista y progresista, se va a recuperar el brillo de Chetumal. Actualmente hay 21 obras como nunca antes en la capital; se rehabilita el Parque de la Mujer, el de la Policía, Del Caribe, Hábitat 1, el domo del parque Obrero, la calle Laguna Encantada.

“Estamos en la rehabilitación del Aarón Merino, de la Ignacio Comonfort, el parque Barocio, la Calzada Veracruz, la calle CNC, las calles de las colonias 5 de abril, la Felipe Carrillo Puerto, el Teatro Minerva” dijo a conocer la primera mujer gobernadora de Quintana Roo.

Durante la reunión con los empresarios dijo que hay una inversión alrededor de 83 millones de pesos de manera transparente. Asimismo, recordó un monto de mil millones de pesos, la gran mayoría para la zona sur del estado, en programas de zonas arqueológicas con el INAH.

Asimismo, puntualizó que, por primera vez, y en el primer Barrio Mágico de todo el país, se hará una verbena popular en la avenida Héroes, para el disfrute de todos, cuando antes se hacían cenas en la Casa de Gobierno para presidentes municipales, diputados, magistrados, secretarios.

Mara Lezama dijo que de esto se trata la transformación profunda, el cambiarles la vida a los quintanarroenses, a sacar al gobierno a las calles, acortas las brechas de la desigualdad, acabar con los índices de violencia familiar, para escribir las páginas más bellas de Quintana Roo, donde el pueblo sea el principal protagonista.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba