columnistas

Con el pueblo va el Plan “C” si en la SCJN atoran el Plan “B”

En reciente conferencia mañanera, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que ante el freno que puso la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al Plan B para la reforma electoral, en su lugar, seguirá el “Plan “C” el cual consiste en “el voto del pueblo”. -Ipso facto saltaron las críticas de los opositores y demandaron a AMLO ante el árbitro electoral –por posición adelantada-.

“Nosotros vamos a continuar por la vía legal y -si al final rechazan la reforma electoral que estamos proponiendo con el Plan B, hay un plan C, “que no estén pensando que ya terminó todo”, afirmó el mandatario, cuestionado sobre en qué consiste el plan C, el mandatario dijo “pues que no se vote por el bloque conservador para que siga la transformación, ni un voto a los conservadores, sí a la transformación”, reafirmó.

La clave del éxito del Plan “C” no estaría en que un siglar o un partido triunfen sobre los otros, sino que ahora será con el voto del pueblo a un candidato -a- para seguir impulsando desarrollo y bienestar, con denodado humanismo, con el resultado de la unidad del pueblo en un pacto nacional para continuar con el ideal de la cuarta transformación, sumando a ello el inmenso descontento por el mal proceder de los conservadores. 

El Plan “C” será para erradicar lo que hoy se sufre con el desastre y abuso del neoliberalismo y no se quiere que se perpetúe y siga el conjunto de los fifís en las instancias electorales, INE, en el poder Judicial, SCJN, y con el deterioro democrático -a medias tintas- en el poder Legislativo, salvo en el caso que del poder Ejecutivo que representa al pueblo, Vox Populi, Vox Dei: “Voz del Pueblo, Voz de Dios con Amlo al frente de la batalla suscitada con grupos antagónicos.

Lo que ocurre es tan grave porque se quiere que este gobierno fracase al unísono grito de odio del bloque opositor hacia AMLO por lo consiguiente, en el próximo sexenio el trío opositor parece condenado al fracaso con la derecha, PAN, con el de “ni soy de aquí ni soy de allá” PRI y con la debilitada izquierda, PRD, juntos, pero no revueltos, en un contertulio opositor de raigambre sacro-profano.

El Plan “C”, -si se daría-, es para convocar al Pueblo -Vox Populi, Vox Dei- y sumar fuerzas -y esfuerzos- con unidad, para combatir, con el voto decidido, por el bien de la democracia, dejando fuera a entes neoliberales -non gratos- para que no se incrusten en los poderes e instituciones y, así, poner a salvo el caudal tributario.

Para ello se requiere un líder emanado del pueblo, honrado, valiente, sin diatribas y concentrado en la cuarta transformación nacional y, al mismo tiempo, con apertura democrática para todo aquel que quiera unirse al pacto nacional que convoca el Plan “C”, -Si el Plan “B” de Amlo se queda atorado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación -de gesto y sesgo conservador-.

La misión del Plan “C” no es justiciera para vengar las afrentas realizadas por partidos opositores, sino para encarrilar la respuesta de no votar por el inmenso malestar y conducir del neoliberalismo -aprendido de las alternancias del pasado- que resultaron con un rotundo fracaso gracias a las inducciones -y seducciones- sorprendentes de la corrupción.

No pocos pensarán que el Plan “C” es una insensatez de Amlo al pactar con el pueblo, porque les parecería campaña electorera a destiempo para que fuera demandado a la instancia electoral correspondiente por ser el jefe supremo del país y líder moral del partido a vencer, Morena, y porque arenga a la población -arrolladoramente mayoritaria- a votar en contra del bloque opositor. 

Todo lo contrario, los éxitos obtenidos hablan mucho de la gracia de las genialidades de las construcciones de magnas obras que signan desarrollo y prosperidad para el país, sin ninguna complicidad, más que con el pueblo sabio de la mano, así que hay que tener visión prospera y amor a la patria para caminar con la transición en 2024 del brazo con el pueblo hacia la transformación haciendo a un lado a los traidores apátridas que devienen de la familia política neoliberal.

Con el Plan “C” los mexicanos estarán dispuestos a movilizarse en un ejército de millones de mexicanos para el encuentro con los adversarios conservadores para que así, juntos, pueblo-gobierno, prosigan con el ideal de la cuarta transformación del país.

Lo primero es buscar a esa o ese candidato para acrecentar la esperanza de lograr la unidad para que México siga siendo próspero en su avance futuro, que no sea simple rechazo y reflejo visceral hacia el conservadurismo y partidos opositores convidados los que, en 2024, sufrirán estrepitosa caída abismal -sin paracaídas-.

Es lo que se vislumbra en esta bola de cristal, con que se mira, mío caro leedor/leedora-

En el Vitral de La Bola de Cristal 

Mara Lezama anuncia un nuevo modelo de seguridad ciudadana

La gobernadora Mara Lezama Espinosa anunció que presentará una iniciativa ante el Congreso del Estado sobre la Ley de Seguridad Ciudadana de Quintana Roo que representa un nuevo modelo de seguridad que tiene como eje central a la ciudadanía.

“La seguridad representa el problema más importante para nuestro estado. Para resolver este dolor, desde la campaña electoral promoví la evolución del modelo de seguridad pública a un nuevo modelo de seguridad ciudadana” explicó la titular del Ejecutivo.

Mara Lezama añadió que la presentación de la iniciativa de Ley de Seguridad Ciudadana de Quintana Roo ante el Congreso del Estado representa establecer las bases, mecanismos e instrumentos para garantizar la paz y la seguridad de las personas en nuestro estado con un nuevo enfoque.

La Gobernadora del Estado precisó que este es un nuevo modelo en el que es fundamental la participación ciudadana, incorporando la política de seguridad en el marco del Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo que impulsa el trabajo conjunto entre los sectores público, social y privado.

“Esta alianza es imprescindible, necesitamos de todas y todos para avanzar en la prevención del delito, la consolidación de la paz y en la transformación profunda de Quintana Roo, con un gobierno humanista y progresista” puntualizó la gobernadora Mara Lezama.

De acuerdo con la iniciativa, el nuevo modelo de Seguridad Ciudadana se sustenta en los principios para preservar la libertad, salvaguardar los derechos humanos y restablecer la paz y el orden.

Para proteger a las personas y garantizar el acceso a una vida libre de violencia, la iniciativa de Ley de Seguridad Ciudadana incluye nuevas figuras como: cultura y justicia cívica, policías de proximidad en funciones de prevención, mayores capacidades de inteligencia y análisis, policías capacitados para la investigación de delitos en colaboración con el Ministerio Público.

La gobernadora Mara Lezama anunció que, además, se creará la Universidad de Ciencias y Disciplinas de la Seguridad, “porque sabemos que para avanzar necesitamos una policía más profesional, más capacitada y con una auténtica carrera profesional”.

“Estoy convencida que, con esta estrategia integral, gobierno y sociedad seremos capaces generar un entorno de paz y avanzar en la seguridad de las personas y su patrimonio” enfatizó la primera mujer gobernadora de Quintana Roo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba