columnistas

Dos mujeres se enfrentan para convertirse en la primera presidenta de México

“Desde el cristal con que miro”

Miriam Chan

Ya vimos de qué cuero salen más correas, y tal como se esperaba, Claudia Sheinbaum Pardo, corcholata elegida del presidente Andrés Manuel López Obrador, “ganó” la encuesta de la contienda interna de la Cuarta Transformación rumbo al 2024, esto pese a los berrinches de Marcelo Ebrard Casaubón, quien denostó el triunfo de su compañera de partido por supuestas irregularidades durante el proceso interno de Morena que favoreció a la ex jefa de gobierno de Ciudad de México.

Hay un viejo dicho que reza: Entre bueyes no hay cornadas; sin embargo entre marranos sí hay mordidas, como se pudo observar durante las últimas semanas y particularmente este miércoles, cuando por diversos factores el proceso interno de Morena para dar a conocer los resultados de la encuesta del proceso de selección de coordinador de los comités para la defensa de la cuarta transformación en 24, resultados que favorecieron a Sheibaum, y que fueron severamente cuestionados por Ebrard, quien de manera pública exigió que se repusiera el procedimiento y dijo que no aceptará cargos de consolación e incluso no se presentó al anuncio oficial de la “ganadora”.

Por primera vez en México serán dos mujeres las que se enfrenten en un proceso electoral en busca de la presidencia de la república: Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum. Las dos elegidas tienen  mucho por hacer en un país donde la violencia de género y los feminicidios son un grave problema que va en aumento, pues las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que en México se registra un promedio de 2.6 mujeres asesinadas por día.

Esto se lo comento porque estas dos mujeres aspirantes a lograr la presidencia de México en 2024, deberán presentar propuestas claras de sus políticas públicas y las acciones que realizarán para combatir la inseguridad que aqueja al país. No se trata de que Claudia Sheinbaum recién elegida de Morena, y por supuesto favorita de Andrés Manuel, sólo hable de continuidad en los proyectos de la llamada cuarta transformación, y de su parte, Xóchitl Gálvez también deberá hacer lo propio; México necesita una verdadera recomposición social.

Regresando al tema de la designación de la morenista como candidata a la presidencia y las rupturas de los integrantes de su partido, durante su discurso Claudia Sheinbaum afirmó que la unidad es fundamental: “en el movimiento necesitamos de todos y todas las puertas siempre estarán abiertas” dijo, en clara alusión a Ebrard. Estimado lector, «Desde el cristal con el que miro” es aquí donde nos preguntamos: ¿Qué decisión tomará Marcelo Ebrard después de la ruptura con Morena? ¿Se enfrentará al presidente Andrés Manuel López Obrador? ¿Será el candidato de Movimiento Ciudadano? ¿Se sumará a la campaña de Xóchitl? Cualquiera que sea su decisión ésta no interferirá en la historia de México, pues es un hecho que en 2024 una de estas dos mujeres será la primera presidenta del país.

No quisiera despedirme sin comentar que el “dedazo” fue muy claro, tanto que desde la tarde del miércoles, mucho antes de dar a conocer los resultados oficiales, Alfonso Durazo, presidente del Consejo Nacional de Morena, circuló un documento donde todos los 22 gobernadores de la 4T plasmaron su firma respaldando con ello los resultados de la consulta. Así que como verán estimados lectores, ni para donde hacerse; todos los partidos políticos son iguales y una vez que llegan a la cima hacen uso de todos los recursos económicos y ni qué decir del poder.

Nos leemos la próxima.

Correo: damim5@live.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba