columnistas

Incongruente resultó el TEQROO al negar medidas cautelares por promoción ilegal de la imagen de “Pablito”

Desde el cristal con que miro”

Miriam Chan

Aunque a todas luces se ve que Pablo Bustamante Beltrán está haciendo uso de los programas sociales y los recursos públicos para promocionar su imagen rumbo a la contienda electoral del 2024, bajo argumentos falaces los magistrados del Tribunal Electoral del Quintana Roo, que preside Sergio Avilés Demeneghi, abusan de los recovecos de la ley y niegan la emisión de medidas cautelares para detener la promoción personalizada de “pablito”, permitiendo con ello que el flamante secretario del Bienestar continue placeándose  por todos los rincones de la entidad, principalmente del municipio de Benito Juárez, donde tiene puesto su corazoncito.

De esta manera puede operar en total impunidad, bajo el manto protector de las autoridades electorales de la entidad, quienes además de tenderle la alfombra roja a “pablito”, básicamente le “asignan” dos guardias para que su paso no sea entorpecido “ni con el pétalo de una rosa”, motivo por el cual el “consentido” de la administración (aunque simulen pleitos entre los morenos y los verdes) sigue y seguirá actuando con total descaro, alevosía y ventaja, tal cual niño caprichoso que todo merece y que sabe que existe la consigna de que nadie se meta con él.

¿Por qué le platico todo esto? Permítame recordarle que hace unos meses y en este mismo espacio de opinión, le di a conocer que el IEQROO, también permitió y toleró la violación de las leyes electorales y sentó precedentes de que, cualquiera con el poder y dinero suficiente, puede pasarse por “el arco del triunfo” la normatividad construida -en teoría- para permitir que la competencia por el poder, rumbo al 2024, ocurra en términos de la mayor igualdad y equidad posible, pese a que el artículo 134 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), establece como causal de sanción la promoción ilegal de la imagen, frases, siluetas o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público o de algún partido político.

En esa ocasión, el IEQROO y su maniobrero Consejo General “no encontró evidencia de mal uso de los recursos públicos”, esto pese a que la tarjeta “verde” del programa del gobierno de Quintana Roo denominada “Mujer es vida”, en su imagen contiene un tucán, símbolo inequívoco de Partido Verde Ecologista de México (PVEM), misma tarjeta que sigue circulando entre las beneficiarias sin ningún impedimento.

Ahora, y por segunda ocasión “Pablito” se libra para seguir de manga ancha haciendo de las suyas, difundiendo su imagen de cara a las elecciones del 2024 con recursos de los programas sociales, luego de que el Tribunal Electoral de Quintana Roo confirmará por unanimidad de votos el acuerdo del IEQROO/CQyD/A-mc-005/2023, emitido por la Comisión de Quejas y denuncias de dicho instituto electoral, en el cual negó al PRD la emisión de medidas cautelares para detener la promoción personalizada del secretario del Bienestar.

Los magistrados del TEQROO consideraron que las bardas distribuidas en Cancún con la leyenda “Ya llegó Pablo”, no fueron elementos suficientes para determinar que existan actos anticipados de campaña, estimado lector; y así, mientras el IEQROO y el TEQROO continúen simulando y torciendo la interpretación de las leyes bajo el argumento de que existen “huecos legales”, seguiremos teniendo funcionarios cínicos y aprovechados como Pablo Bustamante Beltrán.

Desde el Cristal con el que miro y tal cual reza el refrán: “Tan malo es el pinto como el colorado”.

Nos leemos la próxima.

Correo: damim5@live.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba