columnistas

José Esquivel preso, en su propia casa; la 4T, a levantar “el tiradero”

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

Ahora qué a José Esquivel Vargas, expresidente municipal de Felipe Carrillo Puerto y exaspirante a presidir nuevamente el Ayuntamiento, le dieron su estatequieto para que no llegara a enturbiar las aguas a Maricarmen Candelaria Hernández Solís, quien pretende reelegirse por medio de la franquicia de la 4T, ha llegado el momento del recuento de los daños y de recoger sus canicas quienes ganaron sin arriesgar, como es el caso del PRD.

Al amigo consentido de Carlos Joaquín González le quisieron cobrar todas las que no le han podido cobrar al grupo político del ahora embajador de la 4T en Canadá, pero la estrategia les falló porque hasta el momento solo lo han podido procesar por un desvío de recursos públicos por 2.6 millones de pesos, hecho delictuoso qué si la Fiscalía no logró documentar bien, el caso se les podría caer en los próximos días o semanas.

Desde luego que tienen otras denuncias con las que se juntan los 89 millones de pesos defalcados a la hacienda municipal, pero si tuvieran las evidencias suficientes y la capacidad técnica-jurídica, ya hubieran utilizado otro o más expedientes penales de peso para no correr el riesgo que lo dejen en libertad en plena campaña presidencial.

Los estrategas decidieron jugar como locales, de manera rudimentaria, mientras que los efectos de sus acciones ya tienen repercusiones a nivel nacional que de una u otra manera impactan en la aún tímida imagen de la campaña presidencial de MORENA.

Jesús Sambrano, dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), ha reconocido que ese organismo político se encuentra en terapia intensiva, pero considero que en Quintana Roo, ya no tenían ni sala ni equipo para mantenerse con vida, se le salieron las cosas de control al no poder formalizar la coalición a nivel estatal y municipal, por lo que la detención de Esquivel Vargas, ya siendo su candidato de facto a la presidencia municipal de Felipe Carrillo Puerto, representa una fuerte carga de oxígeno no solo para ese partido, sino para el PRI y el PAN en la contienda nacional.

Después de este intento de regresar a la presidencia municipal y sus consecuencias, Esquivel Vargas, ya no quiere queso, sino salir de la ratonera. Podrá estar días, semanas o meses preso en su propio domicilio, de acuerdo a la decisión del juez, pero su nombre andará como holograma por todo el país, donde la dirigencia nacional del PRD tenga que resaltar su presencia y citarlo como ejemplo de víctima de la 4T, nada más ni nada menos, que al expresidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, de quien la ciudadanía le sigue pidiendo una explicación y exige que se haga justicia por el atraso en que dejó el municipio y lo peor en manos de Maricarmen Candelaria Hernández Solís.

Incluso, si el juez le cambia la medida cautelar de prisión domiciliaria, por el pago de una fianza y le permite movilidad en el territorio nacional podrá ser invitado especial del perredismo en diferentes actos de campaña. La ley no se lo prohíbe.

Jesús Zambrano, al enterarse de la detención de José Esquivel advirtió por medio de sus redes sociales que se recurrirá a la movilización política para lograr la liberación de José Esquivel, recién nombrado como precandidato de su partido a la presidencia municipal de Felipe Carrillo Puerto.

“Condeno el uso del Ministerio Público en Quintana Roo para detener el avance del PRD con sus candidaturas. Hoy se da la detención de nuestro compañero José Esquivel, Chac-Mex, recién presentado en Cancún como precandidato nuestro a la Presidencia Municipal de Felipe Carrillo Puerto. Es inadmisible que esto suceda”.

Y añadió: “vamos a recurrir a todos los métodos legales y de movilización política para lograr su liberación…”.

Como todo negocio, a la actual dirigencia nacional del PRD le interesa conservar el mayor número de registros estatales y con la detención de Esquivel Vargas, ya tuvo un respiro y se abrieron las posibilidades que esa menguada militancia de muestras de crecimiento, por lo menos para alcanzar el mínimo de votos que se requieren para conservar el registro. Los Chuchos, como expertos para sobrevivir de la política, podrán agradecerlo a los estrategas de la 4T.

Para el PRD, el caso de Esquivel Vargas ya quedó cerrado. Ahora, que el juez lo mandó a prisión domiciliaria; sus abogados, además, recurrirán a la justicia federal para que al menos le cambien la medida cautelar a la de fianza y así seguir en proceso de manera libre, porque sus recursos son suficientes para pagar una caución por esos dos millones seiscientos mil pesos del presunto desvío de recursos.

El Partido de la Revolución Democrática tiene la tarea de poner como candidato a una persona que le haga el trabajo para reunir la mayor cantidad de votos en Felipe Carrillo Puerto, cifra que contribuya a la votación estatal; además, se llevan bajo el brazo, la concesión de una minita de oro electoral, el caso de la víctima de venganza política que se llama José Esquivel.

La 4T tendrá que trabajar en su “cuarto de guerra” de manera prudente, para evitar alborotar el avispero, pero también tiene la opción que el Ministerio Público ejerza acción penal contra algún personaje de MORENA o de los partidos del Trabajo o Verde Ecologista de México, que tienen carpetas de investigación abiertas e incluso, ya ordenes de aprehensión, por si se portan mal. Si la Fiscalía de Quintana Roo, en su papel de coadyuvante electoral, detiene a uno o dos de la 4T, la balanza se podría equilibrar, solo así habría borrón y cuenta nueva para la contienda del 2 de junio próximo. El electorado también espera el espectáculo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba