columnistas

Oposición en desmedro VS AMLO

El populismo consiste en dar respuestas inmediatas a problemas complejos.

El antagonismo, en desmedro, forma parte para dirigir fieros ataques contra el actuar del presidente López Obrador en lo que supone están encrestados arremetiéndole odio desde el frente del bloque opositor creyendo que, con ello, permitiría el retorno al poder Ejecutivo federal. Con guerra sucia nomás no ni “echándole montón” a Amlo resentidos por el éxito progresista, contra la corrupción y por la atención a la gente más vulnerable de la nación.

AMLO, respetable presidente de los mexicanos de a pie, por sus sistemas de bienestar actuales emprendiendo grandes obras de progreso futuro, uno de ellos sin la menor duda es el símbolo peninsular: El Tren Maya que, con precisión a la verdad de los proyectos que será para beneficio de la población de esta parte del sureste mexicano.

El presidente López Obrador, “incansable caminante”, va al frente de las obras supervisando su avance conocedor de los detalles desde su creación hasta dónde van adelantadas las conocidas obras de su gobernabilidad, El Tren Maya, el Aeropuerto Internacional y el parque del Jaguar, los dos en Tulum, y la rehabilitación de las ruinas Ichkabal, “La Gran Ciudad Maya de Quintana Roo”. Las cuatro son ejes productivos, entre otros importantes proyectos para el Estado.

Las coincidencias del autor de las obras en Quintana Roo fueron autorizadas por el jefe del Estado mexicano, quien pasa por militar en “el partido del pueblo”, Morena, e impulsor de la 4T, líder fundador de la máxima: “No mentir, no robar y no engañar al pueblo” aunado a su pensamiento ideológico “Primero los pobres” en este ciclo presidencial de bienestar en el México que llegará a ser próspero y democrático.

El efecto es sólido en los momentos de crispación de la oposición al realizar la “marcha del odio, “el INE no se toca” por lo que, en contraparte, un contingente de cientos de miles de gentes llegó al Ángel de la Independencia y al Zócalo de la CDMX porque el pueblo participó con múltiple fidelidad agradecido con el mandatario mexicano quien. hablando con la verdad, dijo -seguiré trabajando por el bienestar, desarrollo y transformación del pueblo mexicano, ante los oídos sórdidos del férreo antagonismo en su contra-.

Pero, también, data la confianza del pueblo, ya no importa probar nada, importa la realidad demostrada en los 4 años que van de su gobierno. Lo que impone a sacudir la suciedad en manos de los opositores para lanzarla al basurero y que no vuelvan para tratar de sembrar odio en la población, aunque con ello, vaya en detrimento de una gran parte de la sociedad mexicana, pero a la grey opositora eso poco les importa.

Se observa, con prístina claridad, la maldad del bloque opositor que en su haber -y su deber- en el pasado cuando ostentaron el no hicieron nada por el bienestar del pueblo, lo cual, por el contrario, el presidente López Obrador viene realizando desde el inicio de su mandato constitucional con prontitud y presteza política, la atención a la población mexicana con puntuales decisiones que trastocan intereses políticos y económicos, estoicamente en el bloque opositor con mitología demostrada. Se tolera, estoicamente, la intransigencia y la prepotencia de los tres empeñados en destruir un buen gobierno, -pasarán infinidad de años sin lograrlo-.

De bote pronto “la marcha del odio” fue una combinación con las ejecutorias de la derecha, centro e izquierda, de aquellos que se autocalificaron notables y supremos y -resentidos-.  Tiempo después se produjo un milenario -de cientos de miles- en multitudinario contingente contra los genios opositores que fueron jueces amorales en defensa del Instituto Nacional Electoral, INE, y los parlamentos federales y locales crispados de nervios por estar rumbo al cadalso para recibir el “guillotinazo” -entre otros que están en la fila.

En el Vitral de la Bola de Cristal

¡Manos a la obra!

AMLO y Mara Lezama supervisan avances de obras en Quintana Roo. Los trabajos registran avances importantes y se espera que concluyan en tiempo y forma.

Al participar en la supervisión de avances del Tren Maya, del Aeropuerto Internacional y el Parque del Jaguar de Tulum que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, la gobernadora Mara Lezama expresó su satisfacción porque estas obras históricas traerán bienestar, desarrollo y prosperidad a Quintana Roo.

La gira de supervisión del Tren Maya la inició el presidente en Palenque, Chiapas, y terminó en la zona continental de Isla Mujeres, Quintana Roo, en donde López Obrador confirmó que esta magna obra, que en la actualidad no se hace en ninguna parte del mundo, será terminada en tiempo y forma el próximo año, en los mil 554 kilómetros de longitud, todas las estaciones, paraderos e infraestructura.

Por su parte, Mara Lezama, destacó las magnas obras que se realizan en Quintana Roo y que avanzan de manera importante para beneficio de las y los quintanarroenses como el bulevar Luis Donaldo Colosio, la modernización del distribuidor aeropuerto, el puente Nichupté, la ampliación de la avenida Chacmool, el parque del Jaguar y el Tren Maya que tendrá todas las consideraciones para el cuidado del entorno, el medio ambiente y el patrimonio de todas y todos los quintanarroenses.

“En Quintana Roo las obras del Gobierno de México avanzan de manera importante, platicamos con el presidente de los avances y está muy contento porque las y los ciudadanos podrán disfrutarlas muy pronto”, dijo.

Agradeció el apoyo del Gobierno de México porque con estas acciones se fortalece el Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo que contempla metas de transformación profunda para generar prosperidad compartida para todas y todos los quintanarroenses, principalmente para quienes más lo necesitan.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba