columnistas

Titulares del IFEQROO y la SEQ, enfrentados por los diezmos

“Desde el cristal con el que miro”

Miriam Chan

Lamentablemente este tipo de rivalidades deja mal parada a la “jefa de jefas”, porque mientras la titular del ejecutivo habla de las grandes inversiones y alcances de su gobierno durante el primer año de mandato, José Rafael Lara Díaz, titular del Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo y Carlos Gorocica Moreno, secretario de Educación, están prácticamente enfrentados y nada menos que por el control de los contratos de la infraestructura educativa y en consecuencia los famosos diezmos (que por cierto ahora son del 30 por ciento y no del 10), sin importarles ni su jefa política, ni mucho menos los estudiantes, maestros y el personal administrativo de la Secretaría de Educación.

En el caso específico de José Lara Díaz, titular del IFEQROO, para el ciclo 2022-2023 ejerce un presupuesto de 437 millones 908 mil pesos, adicionales a los 300 millones de pesos que recientemente le proporcionaron para obras adicionales en este último cuatrimestre de 2023; y por cierto, estimado lector ¿No se le hace muy raro que precisamente previo al inicio del proceso electoral del 2024 le inyecten casi el 70 por ciento más del recurso original asignado a la infraestructura educativa? Sería digno de aplaudir si ese dinero fuera cien por ciento aplicado en la mejora de la infraestructura educativa y no para inflar los costos en los contratos y así obtener el famoso “diezmo” que, como le señalé al principio, ahora es del 30 por ciento, según pueden confirmar algunos empresarios del ramo de la construcción.

¿Se acuerda usted que al inicio de su administración este funcionario de la 4T dijo categórico: “se acabó el favoritismo para las constructoras”? Bueno, pues éste mismo funcionario ya tiene sus nuevas empresas constructoras favoritas, las que aceptan y firman el contrato de obras de infraestructura educativa por cantidades estratosféricas, que posteriormente les permite hacer la devolución del famoso “diezmo” equivalente a un 30 por ciento de cada obra ejecutada.

Y es aquí donde se ha generado la rivalidad y el enfrentamiento con el titular de la Secretaría de Educación, Carlos Gorocica Moreno, y sus “amigos constructores recomendados”; ya se sabe que en este negocio el sol sale para todos, aunque eso es algo que tiene sin cuidado a Rafael Lara, que más bien aplica aquello de que “mientras esté bien con Dios a chiflar los angelitos”.

En tanto, Gorocica Moreno queda fuera de todo margen de maniobra para participar en los diezmos, situación que lo mantiene constantemente enfrentado a Lara Díaz, mientras descuida por completo la responsabilidad encomendada que es la de velar por la educación de los más de 300 mil estudiantes de educación básica en Quintana Roo, y prueba de ello es que a menos de un mes de haber iniciado el ciclo escolar 2023-2024, por diversos motivos maestros de varias escuelas ubicadas en distintos puntos de la geografía estatal se han visto en la necesidad de realizar paros laborales, lo que ha provocado que los padres de familia tomen las instalaciones educativas y en consecuencia afecten el aprendizaje de los menores.

Aunado a lo anterior, las oficinas centrales de la Secretaría de Educación se están cayendo literalmente a pedazos, poniendo en peligro la integridad física de los empleados y empleadas que acuden diariamente a sus labores, así como a los estudiantes y personas que acuden a realizar algún trámite, sin que Gorocica Moreno haga algo al respecto. Insisto, está más preocupado por tratar de infiltrar a sus empresas favoritas al IFEQROO, que por el peligro al que se expone el personal que labora en sus oficinas. ¿O es que acaso está esperando que ocurra una tragedia? Y entonces sí, “ahogado el niño a tapar el pozo”.

Ya han concluido los informes de los 11 presidentes municipales, y ahora tocará a los integrantes del gabinete legal y ampliado acudir a la XVII legislatura del Congreso de Quintana Roo, para informar el estado que guardan los ramos de la administración pública bajo su responsabilidad, incluyendo los recursos asignados, y es aquí donde Luis Humberto Aldana Navarro, Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política y los 24 diputados que integran la Legislatura, deberán cuestionar a estos dos funcionarios de la 4T para que expliquen de manera clara y transparente, por un lado, dónde se están ejerciendo esos casi 738 millones de pesos de la infraestructura educativa, y por otro qué está ocurriendo al interior de la Secretaría de Educación.

Vaya que les espera una verdadera labor a las y los diputados, y por aquí estaremos muy pendientes de dichas comparecencias de las y los funcionarios que integran el gabinete de la “jefa de jefas”, Mara Lezama.

No hay que olvidar que al asumir el cargo de la JUGOCOPO, Aldana Navarro se comprometió a fortalecer las políticas públicas impulsadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre todo en materia de austeridad, para priorizar temas como el gasto en favor de la obra pública y los programas sociales a favor de los que menos tienen.

Nos leemos la próxima.

Correo: damim5@live.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba